¿Somos tan buenos líderes como pensamos?

Toda persona tiene una autoimagen y un autoconcepto, que pueden no coincidir con lo que otras personas observan en ella. Aquello que otros conocen de nosotros y nosotros no vemos así suele denominarse "área ciega" o "punto ciego". Pues bien, a juzgar por los múltiples estudios que existen, hay puntos ciegos evidentes en el liderazgo. Ya decía el escritor Marc Twain que "no es lo que no sabemos lo que nos mete en problemas, sino aquello que sabemos con certeza y no es así". 

© Javi Indy, Freepik
© Javi Indy, Freepik

El liderazgo eficiente es un gran catalizador del compromiso de las personas; los empleados comprometidos contribuyen a una excelente experiencia de cliente y ésta se traduce en resultados de la compañía. El liderazgo eficiente es, por tanto, uno de los elementos más relevantes para lograr resultados en nuestras compañías y bienestar en nuestras personas.

De otra parte, cuando el liderazgo es ineficiente, cuando el líder no es consciente de cómo inciden sus emociones y comportamientos en sus colaboradores -y a veces siendo conscientes también- los colaboradores pueden desmotivarse y limitarse a cumplir con su trabajo, lejos del compromiso y la eficiencia e, incluso, eludiendo responsabilidades.

Datos contundentes.

A juzgar por los datos, existe un gran diferencial entre lo que los líderes creen que hacen y lo que sobre ellos perciben los empleados. Estudios como el Ketchump Leadership Communication Monitor (2016), Gallup State of Workforce Report (2017) o Delloitte Human Capital Trends (2015) ofrecen datos relevantes:

  • Sólo el 6% de los empleados consideran que en su empresa se crean y mantienen líderes potentes.
  • Tan sólo el 23% de los empleados afirman que sus líderes son, en general, eficaces.
  • Según los empleados, tampoco son muchos (13%) los líderes que comunican de forma eficiente al resto de la organización.
  • Sólo el 15% de los empleados considera que sus líderes les hacen ilusionarse con el futuro.

Y claro, esto se traducen en que:

  • Sólo 1 de cada 4 empleados (24%) están muy satisfechos en su trabajo, mientras que casi la mitad (45%) desea dejar su empleo.
  • Más de la mitad de los empleados que deja su empleo afirman que no dejan el empleo sino al jefe.

Los puntos ciegos del liderazgo.

Pero, ¿cuáles son los grandes puntos ciegos del liderazgo? Es decir, ¿cuáles son los aspectos en los que la diferencia entre lo que los empleados esperan de sus líderes y lo que reciben de ellos es mayor?

Este sábado tuvimos ocasión de presentar en la Universidad de Salamanca, en el marco del II Congreso de su Escuela de Negocios IME Business School, los principales datos de nuestro estudio internacional -realizado entre 3.300 empleados mayores de 21 años con diversas posiciones dentro de sus empresas, a lo largo de 14 países-. Los datos nos dicen que existe 4 grandes puntos ciegos en nuestros líderes:

  • Dificultad para mostrar interés sincero y reconocimiento del progreso.
  • Ser capaces de reconocer los errores propios, antes de evidenciar los de otros.
  • Ser honestos consigo mismos y con los demás (honestidad interna y externa).
  • Incapacidad para escuchar de forma activa y valorar las ideas de los demás.

Junto a estos cuatro aspectos en que existen importantes área ciegas, existen otros que también presentan grandes diferencias entre lo esperado de los líderes y lo percibido por los empleados. Este es el caso de la capacidad del líder para valorar la contribución de sus empleados, estimular su participación y creatividad, compartir un propósito claro o ilusionar con el futuro. 

¿Tiene tu organización buenos líderes?, ¿Eres tú un buen líder?, ¿Cuáles son los puntos ciegos del liderazgo en tu compañía? La reflexión es el punto de partida de la acción, pero recuerda que, como bien decía Dale Carnegie "El saber no es poder mientras no sea aplicado." Entrenar las habilidades de liderazgo es una de las mayores inversiones para todo profesional y organización.

Si quieres más información sobre nuestras opciones de entrenamiento, tanto en programas en abierto como in company, y disfrutar de las grandes ventajas del exclusivo método Dale Carnegie®, puedes solicitarla aquí.

No olvides consultar nuestras propuestas de entrenamiento para desarrollar tus habilidades personales y sociales, así como las de las personas que trabajan contigo. 

¡Últimos días!

Programa "Liderazgo Relacional".

Burgos - 21 y 28 de octubre de 2019.

Valladolid - 7 y 14 de noviembre de 2019.

de 16 a 21 h. - 10 h. presenciales.

+ info 

Conoce otros Programas de Entrenamiento

Sé el primero en leer nuestras novedades