Lo que nos motiva

Más allá de la motivación económica, del salario que percibimos por nuestro trabajo, la motivación viene condicionada por elementos emocionales. El denominado "salario emocional" es la clave para fidelizar el talento en las organizaciones.

(C) Peoplecreations
(C) Peoplecreations

El salario emocional es la suma de todos los beneficios no monetarios que una persona recibe de una organización y tiene que ver con sus expectativas con respecto a la compañía y su puesto de trabajo. Es la base de la motivación en el trabajo.

Hay tres elementos básicos en la motivación de todo profesional:

  1. Divertirse. Para las personas es fundamental trabajar en algo que les gusta, les divierte y con lo que disfrutan de un modo u otro. Trabajar a gusto, cuando menos, es esencial.
  2. Sentir que progresa. Todo profesional necesita ser consciente de su desarrollo profesional y, en este sentido, cobra especial importancia el reconocimiento. Todas las personas necesitan, en mayor o menor medida, el reconocimiento de su contribución para sentirse realizados.
  3. Sentirse miembro de un grupo. Bien sea el conjunto de la organización, su equipo de trabajo, departamento, etc. los profesionales necesitan sentirse miembros de un colectivo con el que comparten ilusiones, proyectos y valores.

Aspectos como el mantener un balance entre la vida personal y laboral, la posibilidad de progresar en la compañía, tener oportunidades de crecimiento y desarrollo personal, trabajar en un buen ambiente, en una organización con la que se comparten valores y formar parte de las decisiones, son claves para lograr la motivación.

Las personas participan de forma entusiasta en aquellos proyectos en que sienten que "contribuyen a crear".

¿En qué medida encuentras satisfacción a estos elementos motivadores en tu organización?, ¿Qué haces por potenciar esto en la organización en que trabajas?, ¿Hechas en falta algún otro motivador?


Sé el primero en leer nuestras novedades