Habilidades esenciales de la Inteligencia Social

En los últimos años ha crecido exponencialmente la demanda de las denominadas "habilidades blandas" (soft skills) en todas las organizaciones. Entre ellas, las habilidades de Inteligencia Social son las que están tomando mayor protagonismo y relevancia. 

¿Qué es la Inteligencia Social?

La Inteligencia Social es la habilidad que tenemos los seres humanos para entender, tratar y llevarnos bien con los que nos rodean. Es, en definitiva, la forma de relacionarnos con los demás. Es la clave del liderazgo, ya que el éxito en el ejercicio del liderazgo depende tanto de nuestras relaciones con los demás cómo de nuestro propio esfuerzo.

En palabras de Daniel Goleman, conocido como uno de los padres intelectuales de la Inteligencia Emocional (IE): en el contexto profesional, "la IE consiste en el dominio de uno mismo (autoconocimiento, propósito, motivación, disciplina) y su impacto sobre los demás para lograr que tengan un gran desempeño (...) ser excelente gracias al propio esfuerzo (...) pero en el liderazgo necesitamos de la Inteligencia Social (IS): el éxito depende de los demás y, por tanto, de lo excelentes que somos ejerciendo influencia, persuadiendo, desarrollando, enseñando, inspirando y motivando a otras personas", para lo cuál son esenciales la empatía y las habilidades de interacción. 

¿Por qué son tan relevantes las habilidades de Inteligencia Social?

En los últimos años son muchos los informes de reconocidas instituciones y organizaciones que destacan la relevancia de las denominadas "habilidades blandas" o soft skills y alertan sobre el desfase que existe entre la oferta y demanda de estas habilidades en el mercado laboral y entre los líderes de los equipos.

Hace unos meses, en septiembre de 2018, el World Economic Forum publicó su informe "The Future of Jobs Report 2018", en el que establece las habilidades clave para el 2022. Entre las 10 más demandadas, destacan las relacionadas con el pensamiento crítico, la Inteligencia Emocional e Inteligencia Social (liderazgo, influencia social, Inteligencia Emocional, pensamiento crítico, aprendizaje, innovación, resolución de problemas, etc.)

En el mismo sentido se manifiesta el Informe "Soft Skills for Business Success" de Deloitte que, no solo destaca este tipo de habilidades (comunicación, trabajo en equipo, resolución de problemas, Inteligencia Emocional, innovación, pensamiento crítico, etc.), sino que presenta datos tan contundentes como que:  

  • En 2030 dos de cada tres empleos serán intensivos en habilidades bandas,
  • Los empleos intensivos en soft skills crecerán 2,5 veces más que otros empleos,
  • En estos momentos, 1 de cada 4 empleadores tienen dificultades para cubrir vacantes por la falta de estas habilidades blandas,
  • La demanda de habilidades blandas excede a la oferta en 45 puntos porcentuales, en especial en las habilidades de comunicación y relación.

Señala Deloitte que esta demanda de habilidades no técnicas, relacionadas sobre todo con la Inteligencia Social, se debe a que los empleados con estas habilidades contribuyen a generar mejores resultados porque: 1) demuestran mayor compromiso; 2) tienen menor rotación; 3) muestran una mayor colaboración; 4) tienen un mayor enfoque en el cliente y 5) un menor riesgo. 

En su "2018 Workplace Learning Report", LinkedIn señala que las sotf skills más demandadas en 2019 serán la creatividad, persuasión, colaboración y adaptabilidad, en las que habilidades sociales como la conexión, confianza, empatía y conciencia externa son fundamentales.

Por su parte, el Informe sobre el "Estado Laboral en España, 2017" de ESADE e InfoJobs, indicaba que: el trabajo en equipo, resolución de problemas, capacidad de adaptación, comunicación eficaz, proactividad y empatía son las habilidades más valoradas en las empresas. 

Algunas conclusiones.

A partir de estos y otros muchos estudios, realizados con profusión en los últimos años, dada la relevancia del asunto, podemos señalar, sin lugar a duda, que:

  • La demanda de habilidades blandas (soft skills) es creciente entre las organizaciones y lo será más en el futuro.
  • Existe un desfase entre la oferta y demanda de estas habilidades, haciéndose cada vez más necesario su entrenamiento.
  • Los empleados con habilidades blandas logran mayores resultados que aquellos que no las han desarrollado.
  • Entre las habilidades blandas más demandadas por las organizaciones -y más necesarias en su líderes- destacan las habilidades de la Inteligencia Social.
  • Para desarrollar el liderazgo es imprescindible lograr el éxito a través de los demás y, por tanto, entrenar y desarrollar las habilidades de la Inteligencia Social.

Habilidades esenciales de la Inteligencia Social.

Podemos señalar que éstas son las 10 habilidades esenciales de la Inteligencia Social:

  • Empatía.
  • Conexión.
  • Confianza.
  • Interacción.
  • Facilitación.
  • Desarrollo.
  • Persuasión.
  • Inspiración.
  • Motivación.
  • Influencia.

Para el desarrollo de estas habilidades no basta con conocer su relevancia ni ser conscientes de que su aplicación da grandes frutos en las organizaciones, es preciso entrenarlas de forma vivencial y experiencial. En Dale Carnegie llevamos más de un siglo entrenando estas habilidades. Haber entrenado en ellas a más de 9 millones de personas por todo el mundo nos aporta una perspectiva difícil de alcanzar de otro modo. ¿Te animas a vivir la experiencia Dale Carnegie? Si quieres más información sobre las ventajas del exclusivo método Dale Carnegie de entrenamiento solicítala aquí.

No olvides consultar nuestras propuestas de entrenamiento para desarrollar tus habilidades de Inteligencia Social y las de las personas que trabajan contigo. 

Programa "Habilidades para el Liderazgo".

Burgos. 6, 13, 20 y 27 de mayo de 2019.

de 17 a 21 h. - 16 h. presenciales.

+ info 

Programa "Gestión Eficiente del Conflicto"

Valladolid. 4 y 11 junio de 2019.

de 17 a 21 h.  -  8 horas presenciales.

+ info 

Conoce otros Programas de Entrenamiento

Sé el primero en leer nuestras novedades